lunes, 11 de septiembre de 2017

Quiero que sepas que no me arrepentiré de nada...

Quiero rellenar este espacio en blanco con todos los momentos que no vamos a vivir, con la lista de promesas que vamos a romper,  o con los deseos que no vamos a cumplir. Quiero escribir esto para hacerte recordar que hace algún tiempo me bajarías la luna en un día gris para convertirlo en amarillo fosforito, o que cruzarías todos los kilómetros que separan tu cama de la mía para arroparme y desearme las buenas noches. Sólo quería escribir esto para que te des cuenta de que un día  tus ojos se fundieron en los míos y te olvidaste por un instante del espacio y tiempo. Pero no lo voy a hacer, no voy a escribir como hace un tiempo me amabas y me cuidabas o como me susurrabas al oído que me querías con locura, que era 'tu niña' y que una extraña sensación te recorría el estómago cuando te acariciaba, que sólo podías sonreír cuando me veías después de un par de días ausentes, y sobre todas las cosas jamás seré capaz de escribirte que me mirabas como si fuese magia...
Sólo te diré que esta llama se va apagando, que no echaré de menos tus días malos, ni tus enfados, ni mucho menos tus cambios de humor, que ya está, It's over, c'est fini, que la vida te trata igual de bien como un día tú lo hiciste conmigo, y que no te preocupes, que a mí me va a ir de puta madre.